Club de solteros

Por convicción, necesidad o circunstancia se. convirtieron en solteros empedernidos, ahora buscan pareja para compartir su cama y vida.

 

club de solterosUn buen empleo, auto, ropa de marca y tu departamento de soltero. Prestigio profesional, crecimiento individual y la certeza de que eres un hombre exitoso. Tu vida social pare­ce inmejorable: desayunos ejecutivos, comidas em­presariales, cocteles, cenas importantes y “put.is” de ocasión. Tienes todo, menos amor

 

¿YO NO NACÍ PARA AMAR?

Ser soltero es un estilo de vida aceptado por la sociedad. Ahora más que nunca estar solo no quiere decir “batear de foul” o ser del “otro bando” Hoy. en pleno siglo XXI, la soltería para los treintañeros es sinónimo de modernidad, pero también de soledad, frustraron o el “amor que nunca llegó”. Para encarar el vacío hom­bres y mujeres buscan alternativas en clubes de solteros, Internet o enlaces sexuales y a moro sos. Quizá ahí está la “pareja soñada”.

 

A las 10 de la mañana, en un restaurante de la Ciudad de México, los miembros del Club del Valle llegan a su tradicional desayuno dominguero, la búsqueda del amor esta implícito en el encuentro: sin embargo, nadie toca el tema El trabajo, la políti­ca. el arte y H cine son los tópicos de la chirla hasta que un hombre dice de frente a la docena de chicas y uno que otro compadre: “yo vengo aquí a buscar pareja”. Todos aceptan lo verdadero objetivo de la cita y comienzan a analizar su presencia en el lugar. Las razones son diversas, £>ero hay dos elementos en común: aislamiento y soledad.

 

ME NIEGO A ESTAR SOLO

Los psicólogos consideran que alguien está solo cuando per­cibe que sus relaciones so­ciales no son satisfactorias.

En la última década el senti­miento ha ¡do en aumento y

Tener pareja no siempre implica una vida sexual plena, por lo que muchos hombres le siguen torciendo el cuello al ganso.

se muestra como un síntoma claro de la modernidad, un mundo avanzado en teleco­municaciones, pero que limita las relaciones intrapersonales y propicia el aislamiento: “Es irónico que en una ciudad tan poblada como la Ciudad de México la gente esté tan sola y se aísle tanto”, Indica el psi­cólogo Aarón Rodríguez del Club del Valle. Tal vez la razón se encuentra en la avalancha consumista que promue­ve a la soltería como objeto de culto. Las marcas ven la vida Independiente como ne­gocio: productos enlatados, comida para microondas, de­partamentos con una o dos habitaciones, autos compac­tos… Los medios muestran en el cine y la televisión estereo­tipos de hombres y mujeres exitosos, pero solteros. Eso sí, aprovechan la necesidad latente de pareja para ven­der productos mágicos para el amor y perfumes de feromonas. En medio se encuentran las organizaciones de solteros que incitan la interacción, no sólo en lo amoroso, sino como círculo de amigos: “El club de solteros es una ex­celente opción para encontrar amis­tades y, por qué no, buscar pareja, porque es una de las finalidades, mas no la única. Estoy soltero por­que no he tenido la oportunidad. He hecho planes de matrimonio, pero no se ha podido. Hay etapas de frustra­ción, pero sigues adelante”, nos dice Víctor, de 31 años.

ALGUIEN ESPERA

El perfil de hombre que asiste a un club de solteros no es definido. El común de­nominador, dice Aarón Rodríguez, es la soledad, pero los motivos son variados. “Es sorprendente ver cómo mucha gente se dedica a su profesión, negocio, empre­sa y con el paso del tiempo se da cuenta de que está solo. A veces pensamos que los clubes de solteros son para personas que no tiene de otra, para raros e inadap­tados. Podemos encontrar gente tímida, pero la mayoría es por falta de tiempo. “El club del Valle se define a sí mismo como un agrupamiento para solteros de ambos sexos con objetivos huma­nistas. Las actividades que pro­mueven buscan “que la soltería se convierta en una oportunidad , de crecimiento y como prepa­ración para una exitosa re­lación de pareja”, indica la información del club, propor­cionada por Ana Tello, una de sus fundadoras. Los 700 miem­bros son de un nivel sociocultural medio y medio alto, profesionis­tas en un 95%, entre 25 y 65 años (aunque no hay límite de edad). Los grupos se forman con base en edad y afinidades. Cada socio re­cibe un boletín bimensual con ac­tividades como desayunos, cafés bailes, cursos y paseos.

 

EL CRUCERO DEL AMOOOOR

He aquí una excelente forma para conse­guir romance, sexo y aventura.

  • La tripulación en su mayoría es femenina. La edad oscila en los 30 años, pero puedes encontrar ardien­tes chicas desde los 19 en adelante. Algunas muy buenonas.
  • Los costos por persona dependen del tipo de viaje y cabina. Toma en cuenta los “drinks” para tus nenas.
  • Los destinos más frecuentes y so­licitados son Puerto Rico, Barbados, Santo Domingo, Trinidad, Belice, Panamá y Cozumel.

 

RED DE LIGUES

 

El boom de encuentros amorosos y sexuales está en Internet, es tan Fácil como poner un anuncio de compra-venta y lograr la conexxxión Sólo en EE.UU. hay 16 millones de personas que usan anuncios personales: la cifra subirá a 25 millones para el 2007.

+ Según la empresa medidora de audien­cias Nielsen/NetRatings, el sitio de ma­yor volumen es Match.com, propiedad de Ticketmaster. Yahoo Personáis es el núme’: dos. Otras grandes empresas son LavaliFe Date.com, Dream Mates y Kiss.com + Si de sexo se trata en cachondas.net y sexocontacto.com podrás darte vuelo No encontrarás pareja estable, pero te divertirás. Siempre usa doble protección.

Anuncios